La enseñanza de la robótica en República Dominicana ha ido creciendo paulatinamente en las instituciones educativas. A la fecha se han dotado más de 639 escuelas públicas y se han adiestrado a más de 1,200 docentes en el país.

republica-digital-educacion-robotica-en-republica-dominicana-cita

Desde 2013, el Ministerio de Educación está realizando esfuerzos en esta área del conocimiento. ¿Cuál es el propósito? Preparar lo mejor posible a las nuevas generaciones de dominicanos, evitar así que les alcance una brecha tecnológica que ponga en riesgo su éxito académico y profesional.

¿Por qué la robótica en las escuelas?

El mundo está dando pasos hacia la cuarta revolución industrial. Los niños de la actualidad tendrán trabajos, cuando sean adultos, que la tecnología no ha desarrollado todavía.

Lo anterior nos habla de un futuro donde la tecnología tendrá un peso muy significativo en el mercado laboral.

La  educación robótica desarrolla, justamente, el pensamiento computacional que ya se avizora tan útil en el futuro, porque capacita para:

  • Identificar patrones.
  • Descomponer problemas complejos en pequeños procedimientos.
  • Desarrollar soluciones creativas a los problemas.

El caso dominicano

En competiciones de robótica efectuadas recientemente en el país ya se ha notado el desarrollo de estas destrezas entre los escolares:

“Por ejemplo, en 2018 se hizo una competencia con el tema del agua como eje central. El 80% de los niños de escuelas públicas hicieron planteamientos interesantes sobre cómo reutilizar el agua de los lava autos (car wash). Eso muestra el potencial para tomar en cuenta los problemas del entorno”, relata Abreu.

La directora agrega que hay otras dos bondades para aprender a través de la educación robótica:

  • Interpretar mediante la práctica el funcionamiento de conceptos matemáticos.
  • Desarrollar el hábito de la investigación.

republica-digital-educacion-robotica-en-republica-dominicana-imagen

 

El futuro inmediato de la educación robótica

Abreu subraya que las escuelas públicas han estado ganando entre el 40% y 50% de las competencias en robótica que se desarrollan en el país.

La aspiración del Ministerio de Educación es organizar sus propias competiciones académicas en la materia, lo que podría servir de motivación para los alumnos.

Pero el esfuerzo mayor está dirigido a no perder el terreno ganado; es decir, a reforzar la capacitación de los docentes en las escuelas que ya disponen de kits robóticos.

La directora Abreu explica que no existían docentes especializados para esta área, los han ido formando y eso supone un reto muy grande:

“Se necesita de un docente que aprenda de la tecnología y que al mismo tiempo sea capaz de vincularla con el currículo académico de los alumnos”.

Eso es justamente en lo que ha ido avanzando el Ministerio: ir implementando el currículo por competencias, teniendo a la educación robótica como una herramienta importante para conseguir este objetivo.