Es posible que lo hayas vivido: estar frente a la computadora, contando los minutos mientras se descarga la película de la que todos hablan, y temes que antes de que se descargue alguien te cuente el final.

Pero pronto dejará de suceder, bastará con prender un bombillo en la habitación, desde donde fluirá la conexión de Internet que permitirá descargar la película en… 30 segundos.

Esta es la magia del Li-Fi, Light Fidelity, una tecnología que hace posible la transmisión de datos de Internet a través de la luz, a una velocidad 100 veces más rápida que la conexión actual a través de Wi-Fi.

Esta tecnología se presentó en 2011 por su principal impulsor, el científico alemán Harald Haas, investigador de la Universidad de Edimburgo, Escocia.

Cómo funciona el Li-Fi

En términos generales funciona así: un bombillo LED, equipado con un chip, recibe la señal de Internet, convirtiéndose el bombillo en un router óptico. La luz que emite difunde, a su vez, la señal de Internet, de modo que la computadora (equipada con un receptor especial) recibe la transmisión de datos.

En este proceso, las luces LED permiten a un mismo tiempo mantener la iluminación de manera continua, así como tener una modulación constante de la velocidad con que se transmite la señal de Internet. Para tener una idea, se puede apagar y prender esta señal 10 mil millones de veces por segundo.

Esto último no lo ve el ojo humano, este solo verá la iluminación permanente. Pero la computadora, equipada con un receptor, recibirá esas señales de encendido y apagado como una corriente eléctrica que hace que la computadora reciba los datos de Internet.

Desde el bombillo hasta la computadora, la información ha estado fluyendo en forma de código binario de ceros y unos, gracias los rapidísimos encendidos y apagados.

Ventajas del Li-Fi

Esta tecnología supone una solución a un problema que se podría presentar a mediano plazo con el Wi-Fi: la saturación del espectro electromagnético, lo que podría ocurrir alrededor de 2025.

Las luces LED, entretanto, pertenecen al espectro de luz visible, el cual es 10.000 veces más amplio que el espectro de radiofrecuencias completo.

Otras de las ventajas que se cuentan para este sistema son:

  • Seguridad. Dado que la luz no puede atravesar las paredes, este tipo de conexiones sirve para espacios donde deba prevalecer la seguridad, como los bancos y las instalaciones militares.
  • Costo. Este sistema resultaría diez veces más barato que el sistema Wi-Fi.
  • Accesibilidad. Ofrece mejor conexión a espacios donde generalmente hay inconvenientes con el espectro electromagnético, como las cabinas de avión.

Desventajas del Li-Fi

No todo es perfecto con este sistema, tiene debilidades como:

  • Se pierde conectividad al dejar de recibir la iluminación directamente.
  • Los dispositivos deberán tener instalados un receptor especial.
  • No es posible, en principio, compartir la conexión a través de las paredes.

Cuando se hace un balance entre las bondades del Li-Fi y las del Wi-Fi, los analistas suelen indicar que el primero tendrá un uso cada vez más extendido, pero sus limitaciones se verán subsanadas con la permanencia del sistema Wi-Fi durante un buen tiempo.